687406395

joselupinilla@yahoo.es

El modelismo tripulado supone una forma de disfrutar del ferrocarril turístico única y divertida, consiste en la creación de trenes a escala que pese a su reducido tamaño son aptos para que los viajeros realicen un recorrido en ellos. Constituye una de las alternativas más atractivas para el montaje de pequeños ferrocarriles, aunando un gran realismo en los trenes con un presupuesto reducido.
Son trenes a una escala lo suficientemente grande como para que sean considerados trenes reales, pero lo suficientemente pequeños como para explotarlos en espacios reducidos y con costes muy asequibles.
La enorme cultura y respeto al ferrocarril existentes en paises europeos como Inglaterra o Suiza ha permitido que existan numerosísimos ejemplos de este tipo de circulaciones.
Verdaderos ferrocarriles de vía estrecha gestionados por particulares, ayuntamientos, asociaciones o particulares, que hacen las delicias de pequeños y mayores incluso no vinculados de ninguna forma al ferrocarril.
Los cuatro estándares de ancho de vía en Europa son 5”, 7 1/4", 10” y 15".
El ancho de 5" se considera muy pequeño para los circuitos planteados, aunque plenamente consolidado y con numerosos ejemplos de parques gestionados por aficionados en nuestro país.
El ancho de 7 1/4" es una escala intermedia entre 5” y 10", lo que permite una mayor estabilidad y velocidad aunque todavía imposibilita un tamaño acorde al real si se quiere mantener la relación de proporcionalidad.
Los anchos más recomendables desde el punto de vista de la similitud con trenes reales son 10” y 15".
En 10" se pueden ya hacer verdaderos ferrocarriles a escala de vía estrecha consiguiendo así un realismo espectacular. Este ancho de vía permite una excelente estabilidad y la capacidad de carga de viajeros aumenta considerablemente.
Si se decide aumentar a 15" tendremos tren real en vía estrecha, con ventajas todavías superiores al ancho de 10”.

Locomotora de vapor
Dispuesto para circular
Dando los últimos toques
Público disfrutando